El Carpani de la pospandemia

La incipiente reactivación económica habilita un nuevo round en la discusión sobre la apropiación del excedente. La declinación de la fortaleza sindical y la preocupación del Gobierno frente al desafío de contener a las bases, en un escenario electoral signado por los efectos del Covid19 y la incólume voracidad empresaria.

Se mira pero no se toca

El cierre de listas del peronismo porteño volvió a resolverse como variable de ajuste para la conformación de una tira de candidatos bonaerenses que le garantice cierta proyección al kirchnerismo en el distrito gobernado por Axel Kicillof. La paradójica táctica de acuerdos políticos que obturan una representación más genuina en Capital Federal para la acumulación oficialista en la voluminosa Provincia de Buenos Aires, frente al peligro recurrente de negociaciones distorsivas que prevalecen sobre el territorio y permanecen en el tiempo.

El pulso de la dependencia

Bajo la sombra de la injerencia norteamericana, las clases dominantes de Latinoamérica interpretan con mayor o menor coordinación los papeles escritos en Estados Unidos para el calendario electoral de la región. Frente al asedio de una derecha inescrupulosa que denuncia fraude o populismo como si fueran lo mismo, las experiencias políticas plebeyas persisten con la siembra de serenidad y preservación de las instituciones democráticas como reservorio de las garantías constitucionales que no siempre realizaron sus promesas.

Otro hierro caliente

La condena diplomática promovida por la OEA contra el gobierno de Nicaragua es el nuevo capítulo de la injerencia norteamericana sobre los países que desobedecen, aun minados de contradicciones y políticas económicas erráticas, los dictados del neoliberalismo. Detenciones de opositores, scrum entre los medios de comunicación y las fundaciones financiadas por la CIA y el eco de la derecha continental desparraman sus fichas sobre el tablero del debate público, ante la coordinación geopolítica de México y Argentina para que no se pudra todo en el patio trasero.

La leyenda del empresariado sin cabeza

Aunque las corporaciones empresarias tienen más reflejos –o más recursos- que los sectores populares para situarse en un solo punto de acumulación y hacer palanca cuando se encapota el cielo, padecen el mismo malestar que el resto de los actores sociales ante su propia fragmentación. En la dispersión, pequeños grupos con alta capacidad de incidencia pública intentan erigirse como la conducción política del poder económico y otean el horizonte más allá de las elecciones de medio término. Sin embargo, el Gobierno no renuncia a sus artes y porfía con la idea de ofrecerles sillas en la mesa de la discusión de un proyecto de país.